`Ž-ą}
`Ž-ą}

CANTARES

`Ž-ą}

CANTARES 1

 

1:13 Una costumbre de llevar atado al cuello un saquito con esencias arom√°ticas. 2¬™. COR¬† 2:15 ‚Äúpara Dios somos olor de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden‚ÄĚ.

Mirra: resina importada de Arabia. Se utilizaba para preparar un aceite sagrado (EXO 30:23-25) para el aceite de la santa unción Jehová le dijo a Moisés que tomara MIRRA EXCELENTE, quinientos siclos...

Ester fue preparada para presentarse al rey por seis meses con aceite de mirra (EST 2:12).

Para embalsamar el cuerpo del Se√Īor, Nicodemo us√≥ compuestos de mirra y √°loes (JUA 19:39).

1:14 La alhe√Īa es una planta cuyas flores tienen un olor muy penetrante. Las mujeres del Cercano Oriente suelen utilizar sus hojas para preparar tinturas y cosm√©ticos. La flor de alhe√Īa en En-gadi podr√≠a parecer la m√°s hermosa de todas debido a su √°rido medio, ella halagaba la apariencia de Salom√≥n al decir que se destacaba entre todos los hombres.

En-gadi: heb. Fuente de la cabra un oasis situado sobre la costa oeste del Mar Muerto, en medio de rocas muy escarpadas.

El es olor penetrante (olor de vida) para nosotros en medio de nuestra rebeldía y la adversidad de este mundo.

1:15 El amado la ve hermosa, posiblemente en su interior, porque ella misma no se consideraba as√≠ v. 6 ‚Äúno repar√©is en que soy morena, pues el sol me mir√≥‚ÄĚ.

Los OJOS como paloma, da la impresi√≥n que los ojos de ella, eran solo para √©l, pues la paloma tiene sus ojos fijos ‚Äúpuestos los ojos en Jes√ļs‚ÄĚ, ella no ve carnalidades, el curvo que envi√≥ Mois√©s no regres√≥ porque encontr√≥ carro√Īa, pero la paloma regres√≥ con una hoja de olivo.

A los siete d√≠as fue enviada otra vez y no volvi√≥, porque (nosotros siendo olivos silvestres hemos sido participes de la ra√≠z y la savia del olivo ‚ÄúCristo‚ÄĚ) ROM 11:17.

‚ÄúSi tu ojo es bueno, tu cuerpo estar√° lleno de luz, (malo, lleno de tinieblas)‚ÄĚ eso es lo que el Se√Īor ve hermoso en nosotros.

1:16 ‚ÄúLecho de exuberante verdor (Am√©ricas)‚ÄĚ un lugar para descansar (tranquilidad). Cuando el Se√Īor vio que la gente lo segu√≠a por muchos d√≠as sin comer, orden√≥ a sus disc√≠pulos que ‚Äúque hiciesen recostar a todos por grupos sobre la hierba verde‚ÄĚ para darles de comer.

Un lecho de tranquilidad, de reposo de olores, de confianza.

1:17 El CEDRO, nos habla de firmeza, Salom√≥n dice 1¬ļ. REYES 6:14-20 que cubri√≥ el templo de tablas de cedro, desde el suelo hasta las vigas, ten√≠a un edificio al final de la casa v. 16 de veinte codos del cedro desde el suelo hasta lo m√°s alto, v. 18 la casa estaba cubierta por dentro de cedro. Todo era cedro, no hab√≠a piedras.

El altar en el L.s.s. v. 20 cubrió de oro el altar de cedro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTARES 2

 

2:1 La rosa de Sarón y el lirio de los valles, nos ablande dos cosas distintas la hermosura y elegancia de una y la belleza y sencillez de la otra.

Dos formas de ver a Cristo, en su magnificencia, sentado a la diestra del Padre (bonanza) una ciudad real all√≠ vivi√≥ el rey Afec, ISA 35:2 Florecer√° profusamente, y tambi√©n se alegrar√° y cantar√° con j√ļbilo; la gloria del L√≠bano le ser√° dada, la hermosura del Carmelo y de Sar√≥n. Ellos ver√°n la gloria de Jehov√°, la hermosura del Dios nuestro. 3-4.

Y su sencillez, como lirio hermoso siempre, pero entre flores silvestres.

2:2 La amada también es como un lirio entre espinas protegido ISA 43:2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

OSE 14:5 Yo seré a Israel como rocío; él florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano.

MAT 6:28 En el tiempo de estrechez, no hila y Dios lo viste. Y por el vestido, ¬Ņpor qu√© os afan√°is? Considerad los lirios del campo, c√≥mo crecen: no trabajan ni hilan; 29pero os digo, que ni aun Salom√≥n con toda su gloria se visti√≥ as√≠ como uno de ellos.

Entre espinos (problemas e inconversos), los afanes de esta tierra ahogaron la semilla y las doncellas los inconversos. MAT 5:4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

2:3 El manzano un √°rbol con sombra y fruto delicioso. Porque √©l est√° dispuestos a darnos de su fruto, por eso lo exige tambi√©n de nosotros (la higuera fue maldecida, porque no le dio fruto) ‚Äúpor sus frutos los conocer√©is‚ÄĚ JUA 15:2 Todo p√°mpano que en m√≠ no lleva fruto, lo quitar√° (el padre es el labrador); y todo aquel que lleva fruto, lo limpiar√°, para que lleve m√°s fruto. 3Ya vosotros est√°is limpios por la palabra que os he hablado. 4Permaneced en m√≠, y yo en vosotros. Como el p√°mpano no puede llevar fruto por s√≠ mismo, si no permanece en la vid, as√≠ tampoco vosotros, si no permanec√©is en m√≠.

2:4 Reina Valera nos da la idea, de que el banquete es el lugar, donde no sacia de su palabra 1ª. COR 3:2 Os di a beber leche, y no vianda (alimento sólido): porque aun no podíais, ni aun podéis ahora él nos quiere llevar al banquete, dependen entonces de nosotros que clase de comida podamos comer.

Otra versión 1909 dice: Me llevó a la cámara del vino y sus miradas para mí fueron amor el vino es gozo y coqueteo.

2:5 Ella quiere ser sustentada por el fruto del Se√Īor: Fortal√©ceme.

Pasas: Palabra implantada, ‚Äúyo pongo el fundamento, mire cada quien como sobreedifica‚ÄĚ. Volver a nuestros principios, no olvidar la forma como fuimos rescatados ‚Äúpreguntad por las sendas antiguas‚ÄĚ.

Manzanas: Alimento fresco, palabra revelada, como el maná, no se podía guardar para otro día pues se engusanaba, pero en el día se podía comer todo lo que se quisiera comer.

Porque estoy enferma de amor La que se siente sana, busca otras clases de alimentos, diversiones, literaturas, pero ella se sentía enferma de amor. Son aquellos momentos en los que alguno de los dos sale de viaje y sus cartas son devoradas por el que espera que vuelva.

‚ÄúAl que se le ha perdonado poco, poco ama‚ÄĚ el amor se vuelve una enfermedad si no se tiene.

2:7 Un conjuro para que no forcen el amor, hasta que la amada quiera. Si el amor se apresura, puede ser algo solamente emocional, una atracción física. El prefiere esperar, para que los sentimientos de amor y compromiso se desarrollen juntos, para que sea perdurable.

2:8 JUA 10:1-3 dice que el que no entra por la puerta es ladr√≥n, pero el que entra por la puerta es el pastor (a √©ste abre el portero E.S.) ‚Äúlas¬† ovejas oyen mi voz... llama por nombre y las saca‚ÄĚ.

2:9 semejante a una gacela (¬Ņ√°ngeles?) v. 7 en nombre de ellos conjuran a las hijas de Jerusal√©n. Tras la pared, est√° esperando el momento preciso para arrebatar a su amada.

2:10 Lev√°ntate (el aviso antes del arrebatamiento). ‚ÄúLos muertos en Cristo resucitar√°n primero‚ÄĚ. Desde las nubes ven, porque all√≠, ser√° el encuentro con nuestro Se√Īor.

2:11 Han pasado los momentos de tribulación.

2:12 La gloria de Dios se ha manifestado en la tierra, ahora el tiempo de ‚Äúgozo‚ÄĚ ‚Äúromance‚ÄĚ, aunque en otros contextos, el sustantivo hebreo traducido por tiempo de la canci√≥n, significa ‚Äúpoda‚ÄĚ, que bien podr√≠a ser (cuando los enemigos son puestos como estrado de sus pies).

2:13 MAR 13:28 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca.

2:14 La que esta escondida en √©l COL 3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra, 3porque hab√©is muerto y vuestra vida est√° escondida con Cristo en Dios. EXO 17:6, 33:22. 1) La roca en el desierto fue proveedora de agua, All√≠ yo estar√© ante ti sobre la pe√Īa, en Horeb; golpear√°s la pe√Īa, y saldr√°n de ella aguas para que beba el pueblo. 2) y cuando pase mi gloria, yo te pondr√© en una hendidura de la pe√Īa, y te cubrir√© con mi mano hasta que haya pasado, (Cristo la pe√Īa, nos protege para que la presencia de Dios, no nos consuma MAT 9:17 ‚Äúno se puede echar vino nuevo en odres viejos, pues se romper√≠an sino que vino nuevo en odres nuevos‚ÄĚ) Mois√©s guiaba al pueblo, despu√©s del becerro Jehov√° le hab√≠a dicho que fueran solos, pues si √©l los acompa√Īaba podr√≠a consumirlos, pero Mois√©s dice Si tu presencia no ha de acompa√Īarnos, no nos saques de aqu√≠, 33:15.

2:15 Es el momento en que se da su merecido a nuestros enemigos SAL 23:5 ‚ÄúAderezas mesa delante de m√≠, en presencia de mis angustiadores‚ÄĚ.

2:16 La culminación de su obra, ser su esposa. Ahora él apaciente entre los LIRIOS, que somos nosotros una flor bella, que no se preocupa por nada MAT 6:28...Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió como uno de ellos.

2:17, 2¬™. PED 1:19 Tenemos tambi√©n la palabra prof√©tica m√°s segura, a la cual hac√©is bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el d√≠a amanezca y el Lucero de la Ma√Īa salga en vuestros corazones. Mientras ese momento viene hay una antorcha que alumbra en la oscuridad. Peor en ese d√≠a glorioso el Lucero de la Ma√Īana, va a alumbrar en nuestros corazones. Esto no es para todos. En la segunda venida de Cristo all√≠, s√≠ todo ojo le ver√°.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTARES 3

 

3:1 ‚ÄúEn mi lecho, por las noches‚ÄĚ, A) acomodada la novia, pero en momentos de angustia, justo antes de llegar a la meta hay Getseman√≠, como ha sucedido con muchos siervos de Dios. Los disc√≠pulos en el momento de angustia se durmieron.

B) ‚ÄúLo busqu√©, mas no lo hall√©‚ÄĚ, el Se√Īor prueba a los suyos, es un tamiz de candidatos, mientras m√°s fuerte el probatorio es mayor el galard√≥n, probaba la magnitud de amor de la Sulamita.

Con los de Emaus, dice LUC 24:28 Llegaron a la aldea adonde iban, y √©l hizo como que iba m√°s lejos. 29Pero ellos lo obligaron a quedarse... El ej√©rcito de Gede√≥n fue probado, Eliseo tres veces, Rut y Orfa fueron probadas ‚Äúvu√©lvase cada una a casa de su madre‚ÄĚ ‚Äú¬Ņpara qu√© vendr√≠as conmigo? ¬ŅOs quedar√≠as sin casar por amor a ellos?

La mujer cananea MAT 15:22-28, recibi√≥ primeramente de Jes√ļs un maltrato ‚Äúperra‚ÄĚ, pero despu√©s un halago ¬°grande es tu fe! H√°gase contigo como quieres.

3:2 A) Decidi√≥ levantarse e ir a buscarlo. El prodigo ‚Äúme levantar√© e ir√© a mi Padre‚ÄĚ LUC 15:18, ‚Äúbuscad y hallar√©is, pedid y se os dar√°‚ÄĚ MAT 7:7. Eso es buscar nuestro origen.

B) ‚ÄúPor las calles‚ÄĚ el amor a Dios no se mide por la cantidad de servicio, sino por la b√ļsqueda continua en todo lugar. Aqu√≠ la vemos buscando y al mismo tiempo dando testimonio a las ‚Äúcalles‚ÄĚ.

C) ‚ÄúLo busqu√© mas no lo hall√©‚ÄĚ, tal vez porque no lo busc√≥ en el lugar correcto, para salvaci√≥n est√° en todas partes, pero para comprometernos con √©l, en la intimidad.

Pero tambi√©n son momentos de desierto, en los cuales pareciera no estar el Se√Īor. Hay desiertos para ser probados: Jes√ļs llevado por el Esp√≠ritu. Y desiertos por negligencia, Israel 40 a√Īos.

3:3 Podr√≠an ser esp√≠ritus, que no pueden intervenir en nuestra b√ļsqueda, o que ni siquiera lo conocen, o posiblemente guardias del sistema, al servicio del dios de este mundo 2¬™. COR 4:4, de parte del enemigo, pues en 5:7 ellos la golpearon e hirieron.

No hay que pedir informaci√≥n del Se√Īor, a los que no lo conocen.

3:4 La b√ļsqueda vale la pena, ‚Äúbuscad y hallareis‚ÄĚ, para nuestra b√ļsqueda hay recompensa, JERE 29:13 Me buscar√©is y me hallar√©is, porque me buscar√©is de todo vuestro coraz√≥n, ISA 65:1 Yo me dej√© buscar por los que no preguntaban por m√≠ y fui hallado por los que no me buscaban. Dije a gente que no invocaba mi nombre: ‚Äú! Aqu√≠ estoy, aqu√≠ estoy!‚ÄĚ pero para otros, en los tiempos finales no se dejar√° encontrar, AMOS 8:11-12 Ciertamente vienen d√≠as, dice Jehov√°, el Se√Īor, en los cuales enviar√© hambre a la tierra, no hambre de pan ni sed de agua, sino de o√≠r la palabra de Jehov√°. E ir√°n errantes de mar a mar; desde el norte hasta el oriente andar√°n buscando palabra de Jehov√°, y no la hallar√°n.

‚ÄúLo agarr√© y no quise soltarlo‚ÄĚ, retener la presencia del amado, es una necesidad de la amada. Jacob tuvo esa experiencia GEN 32:26 ‚ÄúNo te soltar√© sino me bendices‚ÄĚ. Los del camino a Ema√ļs Ellos lo obligaron a quedarse... qu√©date con nosotros, porque se hace tarde... Entr√≥, pues, a quedarse con ellos.

‚ÄúHasta llevarlo a casa de mi madre‚ÄĚ, el lugar de la consumaci√≥n m√°xima de la intimidad entre el amado y la novia. La experiencia de Isaac y Rebeca ilustra esta relaci√≥n amorosa, pues la conclusi√≥n del camino de Rebeca, fue encontrarse con el amado, y ser llevada a la tienda de la madre en donde la am√≥ Isaac GEN 24:67.

3:5 Es una repetición del 2:7, que curiosamente se vuelve a repetir en el 8:4 Un conjuro para que no forcen el amor, hasta que la amada quiera. Si el amor se apresura, puede ser algo solamente emocional, una atracción física. El prefiere esperar, para que los sentimientos de amor y compromiso se desarrollen juntos, para que sea perdurable.

Es una advertencia a los religiosos a no estorbar el romance del amado y la amada.

3:6 ‚Äú¬ŅQui√©n es √©sta que sube del desierto‚ÄĚ, Isaac estaba en el campo meditando y esperando a la amada, ‚Äúy alzando sus ojos, vio los camellos que ven√≠an‚ÄĚ, subir del desierto es salir aprobado de las pruebas ‚Äúperfumado de mirra‚ÄĚ, STGO 1:2-4 Hermanos m√≠os, gozaos profundamente cuando os hall√©is en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Pero tenga la paciencia su obra completa, para que se√°is perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.

2¬™. COR 2:14 Pero gracias a Dios, que nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jes√ļs, y que por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento, 4:17 pues esta leve tribulaci√≥n moment√°nea produce en nosotros un cada vez m√°s excelente y eterno peso de gloria. ‚Äď 1¬™ PED 1:6.

Los polvos arom√°ticos, son la preparaci√≥n, el embellecimiento de la novia, Ester fue preparada seis meses con ‚Äúperfumes arom√°ticos‚ÄĚ. Ella tuvo las dos cosas ‚Äúmirra y perfumes arom√°ticos‚ÄĚ.

3:7 Litera: Especie de lecho, que es transportado por hombres o por caballos, camellos o mulas. Simboliza el traslado de la novia, la carroza nupcial. Los sesenta valientes son posiblemente √°ngeles, que protegen a la novia ‚Äúel √°ngel de Jehov√° acampa alrededor de los que le temen...‚ÄĚ.

3:8 Los valientes son diestros, sus ej√©rcitos son como √©l, pues el es ‚ÄúJehov√° de los Ej√©rcitos‚ÄĚ, Miguel puede ser uno de esos valientes, peleaba con el pr√≠ncipe de Persia, por el mensaje de Dios hacia Daniel.

Cuando Senaquerib invadi√≥ a Jud√°, Exequias animaba a sus ej√©rcitos dici√©ndoles 2CRO 32:7 ‚ÄúEsforzaos y animaos, no tem√°is ni teng√°is miedo del rey de Asiria, ni de toda la multitud que con √©l viene; porque m√°s hay con nosotros que con √©l‚ÄĚ, pero Senaquerib los amedrentaba dici√©ndole que el Dios de ellos, era como los otros que hac√≠an con las manos, 19.

21, solamente un ángel de Jehová destruyó a todo valiente, jefes y capitanes del ejército asirio.

‚ÄúLos peligros de la noche‚ÄĚ, son tribulaci√≥n, SAL 91:5 No temer√°s al terror nocturno ni a la saeta que vuele de d√≠a, ni a la pestilencia que ande en la oscuridad...

3:9 La madera es figura de la humanidad, las varas que servían para trasladar el Arca, eran de madera forradas con oro.

Los hombres Dios los ve también como árboles SAL 104:16 Se llenan de savia los árboles de Jehová, los cedros del Líbano que él planto.

La madera del L√≠bano tallada para la litera nos ilustra el trabajo del Se√Īor en su Amada, que la talla hasta que toma la imagen y la estatura del var√≥n perfecto ‚Äúel que empez√≥ la buena obra, la perfeccionar√°‚ÄĚ.

3:10 La plata tipo de redención, y eso es la columna que sostiene a la amada, así eran las basas del Tabernáculo de Moisés de plata EXO 26:19, 38:27.

Respaldo de oro, figura de la divinidad, el Arca era de oro, pero a la novia la hace partícipe de la Naturaleza Divina 2ª. PED 1:4 por medio de estas cosas (v. 3 su gloria y excelencia) nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas lleguéis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de las pasiones. Varas forradas de oro.

Asiento de p√ļrpura, significa la sangre de Cristo derramada por su amada, por eso hay descanso en el sacrificio hecho en la cruz, ROM 5:9 Con mucha m√°s raz√≥n, habiendo sido ya justificados en su sangre, por √©l seremos salvos de la ira.

1¬™. PED 1:18 pues ya sab√©is que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir (la cual recibisteis de vuestros padres) no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminaci√≥n. P√ļrpura tambi√©n se refiere a la realeza, los reyes usaban la p√ļrpura como s√≠mbolo de exaltaci√≥n EST 8:15 Sali√≥ Mardoqueo de delante del rey con vestido real de azul y blanco, una gran corona de oro, y un manto de lino y p√ļrpura...

Interior recamado (versión Dios habla hoy: decorado con amor, las Américas tapizado con amor) de amor. Esto podría ser que ellos han decorado con amor, el lugar para que la amda se siente allí.

Ellos hubieran querido estar en ese lugar.

3:11 Todos los habitantes del reino de Dios, ver√°n la boda, a√ļn los que nos quer√≠an destruir SAL 23:5 Aderezas mesa delante de m√≠ en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa est√° rebosando.

All√≠ lo van a reconocer, los que lo desecharon pues ver√°n la corona sobre su cabeza. ‚ÄúEl d√≠a del gozo de su coraz√≥n‚ÄĚ, entonces no cabe duda, que √©l tambi√©n est√° ansioso de que ese d√≠a llegue.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTARES 4

 

4:1 Todo el cap√≠tulo a excepci√≥n del v. 16 es un halago del amado a la amada, en donde la ve perfecta en todos sus aspectos, v. 7 ¬°Qu√© hermosa eres, amada m√≠a! No hay defecto en ti, y eso es precisamente lo que √©l busca de su amada seg√ļn EFE 5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, as√≠ como Cristo am√≥ a la iglesia y se entreg√≥ a s√≠ mismo por ella, 26para santificarla, habi√©ndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 27a fin de present√°rsela a s√≠ mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviera mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuera santa y sin mancha.

En este cap√≠tulo vemos como la novia alcanza la perfecci√≥n, el amado no encuentra en ella defecto alguno. Entonces ella es digna para la boda, es all√≠ donde se alcanza ‚Äúla estatura del var√≥n perfecto‚ÄĚ.

El trabajo del Esp√≠ritu (Hegai), para aconsejar a la candidata, el gusto de su Se√Īor. Es hacerla irreprensible en esp√≠ritu, alma y cuerpo, seg√ļn dice 1¬™. TES 5:12.

Hubo hombres de Dios que fueron sin tacha. Uno de ellos Daniel, que dice en el 6:4 Los gobernadores y s√°trapas buscaron ocasi√≥n para acusar a Daniel en lo relacionado con el reino; pero no pod√≠an hallar motivo alguno o falta, porque √©l era fiel, y ning√ļn error ni falta hallaron en √©l. De Job Dios da testimonio que era ‚Äúun hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal. Por lo tanto es posible que la novia pueda llegar a estar perfecta como lo dice CANT 4:7.

Al mencionar dos veces en el v. 1 la HERMOSURA de la amada, es que es algo de suma importancia. Ejemplo: JUA 1:51 a Natanael le dice ‚Äúde cierto de cierto os digo: Desde ahora ver√©is el cielo abierto y a los √°ngeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del hombre‚ÄĚ.

JUA 5:19 cuando los fariseos lo acusaban de quebrantar el d√≠a de reposo al haber sanado al paral√≠tico que hab√≠an metido por el techo de la casa, el Se√Īor dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por s√≠ mismo, sino lo que ve hacer al Padre. Y solamente en el evangelio de Juan, lo dice otras 17 veces.

A Samuel Jehov√° le habl√≥ tres veces y √©l pens√≥ que era El√≠, pero a la cuarta vez le dijo 1¬ļ. SAM 3:10 ¬°Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, que tu siervo escucha.

Otra cosa antes de ser esposa, se tiene que alcanzar la calidad de ser amigos de Dios ‚Äúeres hermosa, amiga m√≠a‚ÄĚ. Abraham lo fue por eso lo busc√≥ antes de hacer juicio a Sodoma y por considerarlo amigo, le permiti√≥ regatearle por los habitantes de ese lugar, a Abraham en GEN 17:1 le dice Jehov√° ‚Äúanda delante de m√≠ y se perfecto‚ÄĚ.

‚ÄúOjos como palomas‚ÄĚ, eso significa buscar solamente la rama del olivo (buscar la naturaleza de Dios) ella no busc√≥ la carro√Īa, sino que hasta que encontr√≥ al olivo, alcanzar la rama de olivo, es alcanzar a Cristo (el ungido), quien fue machacado en el monte de los Olivos. Y tambi√©n es buscar la unci√≥n del Esp√≠ritu Santo.

‚ÄúGuedejas‚ÄĚ los esp√≠ritus de Dios ISA 11:2 Y reposar√° sobre √©l el Esp√≠ritu de Jehov√°; esp√≠ritu de sabidur√≠a y de inteligencia, esp√≠ritu de consejo y de poder, esp√≠ritu de conocimiento y de temor de Jehov√°. Salom√≥n fall√≥ porque solamente tuvo guedeja de ‚Äúsabidur√≠a‚ÄĚ y le faltaron los otros, especialmente el de ‚Äútemor de Jehov√°‚ÄĚ 2 CRO 1:10.

Sans√≥n ten√≠a las guedejas, pero no ten√≠a ojos de paloma por eso se desvi√≥ de la preordenaci√≥n. En cambio Job dice el 31:6-7 P√©seme Dios en balanzas de justicia, y conocer√° mi integridad. Si mis pasos se apartaron del camino, si mi coraz√≥n se fue tras mis ojos, y si algo se peg√≥ a mis manos. v. 1 Hice pato con mis ojos ¬Ņc√≥mo, pues, hab√≠a yo de mirar a una virgen?

¬†‚ÄúCabellos como manada de cabras‚ÄĚ las cabras tienen la particularidad de sostenerse con sus patas en pendientes hasta de 90¬ļ de inclinaci√≥n, lo que significa fuerza y firmeza. La belleza del cabello de la novia es s√≠mbolo de bendici√≥n, los hombres escogidos por Dios para el nazareato, no ten√≠a que cortar su cabello. Al quit√°rselo a Sans√≥n se perdi√≥ la comuni√≥n con Dios. El cabello de la cabra es muy preciado.

‚ÄúRecuestan en las laderas de Galaad‚ÄĚ (majano-monumento del testimonio) como el que levantaron Jacob y Lab√°n en recordatorio del pacto que hicieron, de no hacerse da√Īo mutuamente, al cual Jacob llam√≥ Galaad. Entonces esto quiere decir que hay un descanso en el testimonio, que es la certificaci√≥n de una verdad.

Enoc alcanzó testimonio de haber agradado a Dios antes de ser arrebatado, sin ver muerte HEB 11:5. Es la novia que alcanza testimonio de ser agradable a Dios, antes de ser arrebatada.

1¬™. COR 1:4-6 Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jes√ļs; 5porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en √©l, en toda palabra y en toda ciencia; 6as√≠ como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros. El prop√≥sito de estar recostado en las laderas de Galaad es descansar en el testimonio, que es parecernos a Cristo.

4:2 ‚ÄúTus dientes‚ÄĚ la blancura de los dientes aparte de proporcionar belleza (sonrisa, gozo), sirven para masticar la palabra del amado, para nutrirse. Una persona sin dentadura, no puede masticar bien los alimentos y por lo consiguiente al est√≥mago le cuesta m√°s trabajo digerirlos.

‚ÄúOvejas que suben del ba√Īo reci√©n trasquiladas‚ÄĚ la oveja debe dejarse limpiar, a Pedro tuvo que hacerlo comprender que se necesita una limpieza diaria, entonces Pedro pidi√≥ que lavase tambi√©n manos y cabeza JUA 13:10 El que est√° lavado no necesita sino lavarse los pies, pues est√° todo limpio... Es una amada que se ha dejado ministrar aunque no lo comprenda.

Los sacerdotes antes de ministrar se lavaban en la fuente de bronce que estaba en el atrio.

La lana guarda mucha suciedad y tiene que limpiarse para que sea √ļtil para su Se√Īor. El pastor de las ovejas vende el producto que es la lana de su oveja. Ella entonces se reproduce y le da cr√≠as gemelas, porque no es el pastor el que reproduce a las ovejas, sino ellas son las que se reproducen.

Y la que se deja limpiar nunca serás estéril, JUA 15:1-4 Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el labrador. 2Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 3Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 4Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

4:3 ‚ÄúLabios como hilos de grana‚ÄĚ (Dios habla Hoy) Tus labios son rojos como hilos de escarlata, y encantadoras tus palabras. Rahab pudo experimentar esto pues fue cubierta por un hilo escarlata. El Se√Īor tambi√©n para nosotros, tiene labios de gracia SAL 45:2 Eres el m√°s hermoso de los hijos de los hombres; la gracia se ha derramado en tus labios.

Al amado le gusta nuestro hablar. Por eso el salmista obligaba a su alma a bendecir a Jehov√° ‚Äúbendice alma m√≠a a Jehov√° y no olvides ninguno de sus beneficios‚ÄĚ. SAL 68:4 David exhorta al pueblo a cantarle a Dios a exaltar su nombre pues los enemigos han sido esparcidos ‚Äúcantad a Dios, cantad salmos a su nombre, exaltad al que cabalga sobre los cielos...‚ÄĚ.

‚ÄúMejillas como gajos de granada detr√°s del velo‚ÄĚ La granada tiene color rojo brillante y delicioso, hay una transformaci√≥n, pues ella es ‚Äúmorena pero codiciable‚ÄĚ, y ahora se ve rosada para el Se√Īor. La mejilla es tipo de mansedumbre y el velo significa cobertura, mantenerse bajo autoridad. Una novia que se guarda para el amado usa velo (Rebeca). En Oriente las mujeres v√≠rgenes se cubren la cabeza y el rostro, para que los extra√Īos no las vean 1¬™. COR 11:10 Por lo cual la mujer debe tener se√Īal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los √°ngeles. Esto quiere decir que hay otros seres espirituales, que tambi√©n pretenden a la novia.

4:4 ‚ÄúTu cuello‚ÄĚ nos habla de obediencia, un andar erguido es soberbia, orgullo a Jos√© Fara√≥n le dio su anillo, le puso ropas de lino fin√≠simo y en su cuello puso un collar de oro se√Īal de obediencia.

En Deuteronomio que es el recordatorio de la ley en el capítulo 28:15 en adelante Dios les hace saber a los israelitas que hay consecuencias a la desobediencia por haber oído la voz de Jehová y no cumplir sus mandamientos, en el v. 48 servirás, por tanto, a tus enemigos que enviare Jehová contra ti, con hambre y con sed y con desnudez, y con falta de todas las cosas; y él pondrá yugo de hierro sobre tu cuello, hasta destruirte.

PROV 1:7-9¬† El principio de la sabidur√≠a es el temor de Jehov√°; los insensatos desprecian la sabidur√≠a y la ense√Īanza. Oye, hijo m√≠o, la instrucci√≥n de tu padre, y no desprecies la direcci√≥n de tu madre; porque adorno de gracia ser√°n a tu cabeza, y collares a tu cuello.

‚ÄúMil escudos colgados en ella‚ÄĚ el escudo es protecci√≥n, colgados es como trofeos, cada uno posiblemente de una batalla diferente, actitudes que han tomado los valientes. Pero lo m√°s importantes que El es nuestro escudo en 2¬ļ. SAM 22:30 dice que ‚Äúacrisolada la palabra de Jehov√°. Escudo es a todos los que en √©l esperan‚ÄĚ. El SAL 3:2 dice que muchos adversarios se levantan contra nosotros v. 3 ‚ÄúM√°s tu, Jehov√°, eres escudo alrededor de m√≠; mi gloria, y el que levanta mi cabeza‚ÄĚ.

‚ÄúPechos‚ÄĚ una mujer madura, que tiene pechos para amamantar a otros, por eso la amada en el 8:8 est√° preocupada por su hermana que no ha dado la madurez para poder ser casadera ‚ÄúTenemos una peque√Īa hermana, que no tiene pechos; ¬Ņqu√© haremos con ella cuando vengan a pedirla?

4:6 ‚ÄúApunte el d√≠a‚ÄĚ cuando aparezca el Lucero de la Ma√Īana y salga en nuestros corazones 2¬™ PED 1:19, entonces en ese momento, podremos estar en la prueba sin ser da√Īados y tener acceso al lugar de la oraci√≥n para buscar m√°s de El.

4:7 ‚ÄúToda tu eres hermosa‚ÄĚ 7 el n√ļmero de la perfecci√≥n, all√≠ el amado la encuentra hermosa y sin defecto, apropiada para ser arrebatada 1¬™. TES 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, esp√≠ritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Se√Īor Jesucristo. Fiel es el que os llama, el cual tambi√©n lo har√°.

Dios todo lo prueba a Luzbel siempre lo observ√≥ EZE 28 ‚ÄúPerfecto eras en todos tus caminos, desde el d√≠a en que fuiste creado hasta que se hall√≥ en ti maldad‚ÄĚ.

4:8 L√≠bano: ‚ÄúBlanco‚ÄĚ, monte muy alto nevado, nacimiento de arroyos JERE 18:14 ¬ŅFaltar√° la nieve de las rocas de las monta√Īas del L√≠bano?, CANT 4:15 Manantial de los jardines, pozo de aguas vivas que descienden del L√≠bano. En JUE 9:15, la protecci√≥n que ofrece la zarza a los √°rboles que le pidieron que gobernara sobre ellos, fue primeramente devorar a los cedros del L√≠bano Pero la zarza respondi√≥ a los √°rboles: ‚ÄúSi en verdad me proclam√°is rey sobre vosotros, venid, abrigaos bajo mi sombra; y si no, salga fuego de la zarza y devore a los cedros del L√≠bano‚ÄĚ. De alguna manera, la novia es competencia para el enemigo, pues en ella hay altura, de ella salen manantiales de agua ‚Äúel que cree en m√≠, como dice la Escritura, de su interior brotar√°n r√≠os de agua viva‚ÄĚ.

Tambi√©n el hecho de pedirle a la amada. Que en ese momento la describe como ‚Äúesposa m√≠a‚ÄĚ, que baje del L√≠bano con √©l, nos da la idea de que ella se encontraba en las alturas con √©l, como sucedi√≥ en el pasaje de las diez v√≠rgenes, que esperaban al esposo venir de las bodas MAT 25:1 ‚Äúsalieron a recibir al esposo‚ÄĚ. Posiblemente esto se refiere a su segunda venida.

‚ÄúMira desde la cumbre del Amana (constancia, perseverancia): origen del r√≠o Abana, al que se refiri√≥ Am√°n que era mejor que todas las aguas de Israel‚ÄĚ.

Senir es el nombre amorreo del monte Hermón (amistad-ligadura), que es un lugar desde el cual Dios envía a los hombres bendición y vida eterna SAL 133:3 como el rocío del Hermón, que desciende sobre los montes de Sión, porque allí envía Jehová bendición y vida eterna. El Hermón un monte del cual desciende el rocío de bendición hasta Sión, que tampoco lo podemos ver como algo terrenal.

Senir sin embargo en el v. 8, pareciera ser un monte aparte, que nos da la idea de que era un pico del mismo monte.

Los leones y leopardos (animales que nunca se echan para atr√°s), su fiereza y su majestuosidad. Podr√≠a tambi√©n ser entonces, un lugar reservado a seres como los ‚Äúelhoim‚ÄĚ, vigilantes etc. ¬Ņ?

4:9 Es frecuente en la poesía del antiguo Oriente llamar hermano-a a la persona amada. Se enamoró de ella por su mirada y por su gargantilla en el cuello, que nos hablan de mirarlo solamente a él y el ser como esclava de él. Dominada en su orgullo. (Pavo real).

4:10 Ahora es el amado quien compara el amor de la amada, con otros deleites, antes lo decía la amada en el 1:2-3. Los seis meses que Ester fue tratada con perfumes aromáticos, después de seis meses con aceite de mirra, esos aromas son del gusto del rey (amado).

4:11 El hablar de la amada es delicioso para el esposo, EFE 1:5 nos escogi√≥ en √©l para que fu√©semos santos y sin mancha, habi√©ndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, seg√ļn el puro afecto de su voluntad, 6para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado. 1¬™. COR 14:26 ¬ŅQu√© hay, pues, hermanos? Cuando os reun√≠s, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelaci√≥n, tiene interpretaci√≥n. H√°gase todo para edificaci√≥n.

El olor de nuestros vestidos, es olor a limpio Líbano: Blanco.

4:12 Alaba la virginidad de la amada, que se ha guardado para √©l (no tiene otros amores). En nuestra cultura actual, y por ende el pensamiento espiritual la virginidad es considerada anticuada, hoy hay religiones que dicen que con el cuerpo se puede hacer lo que queramos, pues de todos modos el Se√Īor viene por nuestro esp√≠ritu, y la carne vuelve a la tierra (s√ļper gracia). HEB 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los ad√ļlteros los juzgar√° Dios.

Lo que el Se√Īor quiere, es que nos demos a √©l por entero, estar comprometidos √ļnicamente con √©l.

4:13-14 Para el Se√Īor la amada es un para√≠so jard√≠n-vergel, vienen de una palabra hebrea PARDES, que deriva la palabra castellana para√≠so, ECL 2:4-6 Engrandec√≠ mis obras, me edifiqu√© casas, plant√© vi√Īas para m√≠; me hice jardines y huertos, y plant√© en ellos toda clase de √°rboles frutales; me hice estanques de aguas para regar el bosque con √°rboles en pleno crecimiento. 5:1 nos habla de gozar el fruto de su vi√Īa. As√≠ como busc√≥ en la higuera fruto al no encontrarlo la maldijo, para no darlo m√°s. ‚ÄúA los suyos vino, pero los suyos no le recibieron...‚ÄĚ.

No solamente son frutos, sino tambi√©n aromas agradables a Dios, ALHE√ĎA una planta cuya flor tiene un olor muy penetrante. Las mujeres del Cercano Oriente suelen utilizar sus hojas para preparar tinturas y cosm√©ticos.

4:15 Ahora ella es fuente y pozo, ya no solamente recibe el agua, sino también la da a otros, así como le prometieron a la Samaritana, el agua del mundo nos vuelve a dar sed, pero el agua que él da dice JUA 4:14 pero el que beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte (salpique)  para vida eterna.

Pozo y fuente, son también pasas y manzanas, palabra revelada, fundamento, y palabra fresca. El rocío del Líbano es el nacimiento de aguas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTARES 8

 

En n√ļmero ocho (8) es n√ļmero de restauraci√≥n, y de reinicios, Dios es un Dios de reinicios (de nuevas oportunidades) y de restauraci√≥n. Ej. La circuncisi√≥n se hac√≠a a los ocho (8) a√Īos:

Cuando mengua el amor por el Se√Īor, es posible ser incrementado por el, la puede volver a llenar (Hechos 4:31 Despu√©s que oraron, el lugar donde estaban reunidos tembl√≥, y todos fueron llenos del Esp√≠ritu Santo y hablaban la palabra de Dios con valor.).

8:1 ‚Äú!Ah, si t√ļ fueras!... y no me despreciar√≠an‚ÄĚ La amada al demostrar su amor en p√ļblico le provoca menosprecios. Ejemplos: Cristianos que expresan su amor al Se√Īor en los cultos, pero se sienten despreciados al hablar del Se√Īor en p√ļblico.

La Amada con doble problema: 1) Si besa a su Amado en Jerusalén es despreciada por gentil, y 2) Si besa a su amado en Egipto es despreciada por los de su pueblo.

Esto nos ense√Īa que la amada ha de superar todos los obst√°culos que se le presentan en el camino: Culturales, familiares, etc.

8:2 ‚ÄúTe llevar√≠a y te introducir√≠a...‚ÄĚ El tiempo verbal es subjetivo, ella supone.

Es el caso de los cristianos que esperan hasta que las condiciones les sean favorables para hacer las cosas: ‚ÄúCuando tenga tiempo le servir√© al Se√Īor‚ÄĚ, ‚ÄúSi ganara , m√°s ofrendar√≠a al Se√Īor‚ÄĚ, etc.

8:3 ‚ÄúEst√© su izquierda bajo mi cabeza...‚ÄĚ La Amada pide que sus razonamientos sean afirmados‚ÄĚ.

‚Äú...Y su derecha me abrace‚ÄĚ La Amada pide seguridad. Los momentos m√°s dif√≠ciles es para mostrar su grandeza.

8:4 ‚ÄúQuiero Que jur√©is, oh¬† hijas de Jerusal√©n: Que no despert√©is ni levant√©is a mi amor, hasta que quiera‚ÄĚ Hijas de Jerusal√©n = Doncellas.

No despertar, ni levantar = no provocar, esperar todo a su debido tiempo.

8:5 ‚Äú¬ŅQui√©n es √©sta que sube del desierto?‚ÄĚLa Amada sale del desierto vencedora. El Amado tambi√©n, sali√≥ vencedor de sus desiertos; el Esp√≠ritu Santo lo llev√≥ al desierto a vencer al adversario (Mateo 4:1 Entonces Jes√ļs fue llevado por el Esp√≠ritu al desierto para ser tentado por el diablo).

‚Äú¬ŅRecostada sobre su amado?‚ÄĚ La Amada sali√≥ en reposo de la prueba. El Se√Īor da vi√Īas en los desiertos¬† (OSE 2:14-15 Por tanto, he aqu√≠, la seducir√©, la llevar√© al desierto, y le hablar√© al coraz√≥n. Le dar√© sus vi√Īas desde all√≠, y el valle de Acor por puerta de esperanza. Y all√≠ cantar√° como en los d√≠as de su juventud, como en el d√≠a en que subi√≥ de la tierra de Egipto).

‚ÄúDebajo del manzano te despert√©‚ÄĚ En los desiertos el Se√Īor da experiencias nuevas.

‚ÄúAll√≠ tu madre tuvo dolores de parto por ti‚ÄĚ Dolores de parto es figura de Tribulaci√≥n: Por acomodarse la Amada es sometida a tribulaciones, para ser despertada y arder en amor.

8:6 ‚ÄúPonme como sello sobre tu coraz√≥n‚ÄĚ Vida e intimidad en privado. Adoraci√≥n, oraci√≥n y alabanzas en privado. (MAT 6:6 Pero t√ļ, cuando ores, entra en tu aposento, y cuando hayas cerrado la puerta, ora a tu Padre que est√° en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensar√°).

‚ÄúComo sello sobre tu brazo‚ÄĚ Culto en p√ļblico. Buenas obras ante los hombres. Amar en p√ļblico al Se√Īor.

‚ÄúPorque fuerte como la muerte es el amor‚ÄĚ La fuerza del amor es tan grande que nadie la puede apagar (aunque hay ‚Äúhermanos bomberos‚ÄĚ que apagan en otros el amor por el Se√Īor) El que ama al Se√Īor no le teme a la muerte.

‚ÄúInexorables como el Seol, los celos‚ÄĚ El Se√Īor cela su Novia (Santiago 4:5 ¬ŅO pens√°is que la Escritura dice en vano: El celosamente anhela el Esp√≠ritu que ha hecho morar en nosotros?) El Se√Īor am√≥ tanto a su Novia que por ella venci√≥ al sepulcro y la muerte con su resurrecci√≥n (APO 1:18 y el que vive, y estuve muerto; y he aqu√≠, estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del Hades)

‚ÄúSus destellos, destellos de fuego, la llama misma del Se√Īor‚ÄĚ El que arde en amor, har√° que otros ardan, porque los destellos del amor de Dios en √©l, provocar√° amor al Se√Īor en ellos.

8:7 ‚ÄúLas muchas aguas no pueden extinguir el amor‚ÄĚ Las relaciones de la novia con los humanos, no pueden extinguirles en ella el amor; cuando es un amor del Esp√≠ritu.

‚ÄúNi los r√≠os lo anegar√°n‚ÄĚ Las argucias del diablo, no pueden apagar el amor de Dios en nosotros. (Apoc. 12:15 Y la serpiente arroj√≥ de su boca, tras la mujer, agua como un r√≠o, para hacer que fuera arrastrada por la corriente) Ejemplo: Job. El diablo lo acus√≥, pero no pudo quitar el amor de Dios en Job.

‚ÄúSi el hombre diera todos los bienes de su casa por amor, de cierto lo menospreciar√≠an‚ÄĚ. Cristo como hombre dio todos sus bienes por amor a su Novia y fue menospreciado (Isa√≠as 53:3 Fue despreciado y desechado de los hombres, var√≥n de dolores y experimentado en aflicci√≥n; y como uno de quien {los hombres} esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos).

8:8 ‚ÄúTenemos una hermana peque√Īa y todav√≠a no tiene pechos‚ÄĚ. La hermana peque√Īa es la iglesia profesante inmadura. (Israel).

‚Äú¬ŅQu√© haremos por nuestra hermana el d√≠a que sea pedida?‚ÄĚ El d√≠a que sea pedida: es el d√≠a de pedir cuentas, los d√≠as de examen.

8:9 ‚ÄúSi ella es una muralla, edificaremos sobre ella un baluarte de plata‚ÄĚ Si tiene la solidez de un muro, tendr√° la capacidad de soportar un palacio.

‚ÄúPero si es una puerta la reforzaremos con tablas de cedro‚ÄĚ. Si su capacidad es menor, ser√° reforzada adecuadamente.

Estos dos aspectos ilustran el trabajo de quien ha alcanzado madurez en los inmaduros.

8:10 ‚ÄúYo soy muralla...‚ÄĚ. Ella ofrece protecci√≥n para otros.

‚Äú...y mis pechos como torres‚ÄĚ. Ella por su madurez puede proveer nutrici√≥n y desarrollo a otros.

 

 

RESUMEN DE LOS CAPITULOS ANTERIORES:

 

Cap√≠tulo uno: La Novia alcanz√≥ testimonio de ser agradable a su amado ‚ÄúMorena soy pero codiciable‚ÄĚ (Cantares 1:5).

Capítulo dos: La separación de la novia de las doncellas (Rosa entre espinos) (Cantares 2:2).

Capítulo tres: Consumación de la Boda (Cantares 3:11).

Capítulo cuatro: Perfección alcanzada (estatura del varón perfecto) (Cantares 4:7, Efesios 4:13).

Capítulo cinco: La amada al ser visitada estaba dormida (Cantares 5:2).

Capítulo seis: El amor restaurado en la amada y él la ve hermosa (Cantares 6:1).

Capítulo siete: El amado ve en ella el trabajo de los cinco ministerios en la edificación de la novia que alcanzó la estatura y dio los frutos, para ser agradable a su Amado (Cantares 7:7)

 

 

`Ž-ą}